629 304 650

Ratio: 2 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 “Puedes decir si un hombre es sabio por sus preguntas.” Naguib Mahfuz 

 Los resultados de las últimas y más avanzadas investigaciones sobre el cerebro, indican que las preguntas captan mejor el interés de nuestro cerebro. ¡El cerebro quiere jugar! Una pregunta lo despierta y lo seduce.Al cerebro le encanta reflexionar sobre cualquier tipo de preguntas, aunque sean absurdas. Los niños no le prestan atención a las afirmaciones, sino a las preguntas. Por ejemplo, observad la diferencia entre: Esto es un gato; o ¿Qué es esto? Esto es un gato.

Hacer preguntas tiene más éxito que dar órdenes. Los buenos profesores saben preguntar. Los buenos seductores saben preguntar. Los buenos líderes emocionales saben tocar el corazón mediante preguntas. Los padres que educan bien a sus hijos saben hacer buenas preguntas.

En las campañas de tráfico se dan muchas órdenes. Sin embargo, si se hicieran sugerencias mediante preguntas pequeñas, dichas campañas serían muy prolijas en resultados positivos. Cómo podrías ser más responsable y cuidar mejor a tu familia, ¿conduciendo rápido, o conduciendo según las normas?  Cómo estarías más feliz y te sentirías más tranquilo/a, ¿saltándote las normas de tráfico, o cumpliéndolas? Como te podrías pagar las vacaciones, ¿cometiendo infracciones y pagando multas, o ahorrando porque no las cometes?  

A)        En el terreno de la salud también está comprobado el poder de las pequeñas preguntas Kaizen.

A continuación, hay varios ejemplos:

Si la salud fuera mi primera prioridad, ¿qué haría hoy de otra manera?

¿Qué puedo hacer para recordar que necesito beber más agua?

¿Cómo podría realizar un minuto de ejercicio físico al día? 

B)        Sin embargo nuestro cerebro, ante las preguntas grandes y demasiado ambiciosas, se atemoriza y bloquea.

¿Cómo sé que voy a amar a mi pareja el resto de mi vida, en la salud e y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte nos separe? ¿Qué nuevo negocio crearé que aumente en un millón de euros los ingresos de la empresa y haga que me recupere de las pérdidas de los últimos siete años?

Una de las virtudes del cerebro es su capacidad para concentrarse, únicamente, en la supervivencia en los momentos de crisis. Con las preguntas enormes, dicha capacidad se convierte en un bloqueo paralizante. 

C)        Estas son algunas preguntas Kaizen que nos permitirán sortear nuestros miedos:

¿Cuál es el paso más pequeño que puedo dar para ser más eficiente en el trabajo? ¿Cómo sería mi pareja ideal? (pensarlo sólo 2 minutos) ¿Qué puedo hacer durante tres minutos diarios para reducir mi peso? ¿Cómo puedo encontrar algo muy pequeño que me satisfaga en mi pareja? ¿Qué pequeña muestra de amor querrías recibir hoy? Si estuviera totalmente segura de que mi príncipe azul llegará dentro de un mes, ¿qué haría hoy de otra manera?

 

Estamos preparando el proximo articulo que sera una continuación.

Las preguntas negativas un veneno para la mente.

no te lo pierdas...

 

 

Pin It